Por qué la moneda mágica es mágica

POR QUÉ LA MONEDA MÁGICA ES MÁGICA

por Jorge Pinedo Rivera

 

Magia es cuando surgen cosas en donde uno espera que no surjan, cuando se dan fenómenos inexplicables para la percepción, cuando aparece algo más allá de nuestra comprensión, pero que sin embargo ahí se encuentra. Todos sabemos que en el fondo la magia son  ilusiones que generan una fuerte percepción de veracidad, que nos deja altamente sorprendidos y en ocasiones hasta convencidos.

No se puede negar que la magia genera movimiento, que puede  condicionar conductas y la disposición mental de las personas y que además ha tenido la fuerza suficiente para fundamentar muchos de los mitos que todavía conservan varias culturas, y posiblemente algunos de los que actualmente vivimos.

El ser humano no puede vivir sin mitos, en su calidad de finito y por su imposibilidad para captar la verdad en su totalidad se ve en la necesidad de generar mitos y creencias que lo guíen en una existencia cuyo fundamento es la incertidumbre y en la que, sin embargo, su corazón requiere de certidumbre. La gran ventaja es que ahora tiene la conciencia de que él mismo puede crear sus propios mitos, aprovechemos este conocimiento para generar aquellos que nos permitan una vida más plenamente humana y más conforme a nuestra naturaleza.

Una cualidad del mito, es que desaparece cuando lo pasamos por la razón, porque no tiene fundamento, pero qué caso tiene perder esta gran posibilidad humana de acción y de bienestar, es  mejor trabajarla de manera práctica adoptando la posición de: si esto me cura, para que me quieres demostrar que no me puede curar.

Por los efectos tan benéficos que nos reporta y que sobrepasan toda expectativa cuando se le pone en circulación a la moneda compuesta por la aportación y el servicio se le ha denominado moneda mágica. Muchos de esos beneficios son difícilmente explicables, pero palpables y contundentes.

Otro fenómeno  que se da en la naturaleza, que puede parecer mágico, pero que sin embargo tiene una explicación racional, son las paradojas, cosas que para la simple percepción parecen imposibles pero que se dan. Una breve definición de paradoja es la de una idea extraña, opuesta a lo que se considera verdadero o a la opinión general, pero que si se profundiza se descubre su sustento real.

Existen paradojas físicas, conductuales, éticas, filosóficas, económicas, etc. Dentro de las paradojas económicas Jevons expresa lo siguiente: “Un incremento en la eficiencia conlleva un mayor incremento en la demanda”

Un ejemplo común y corriente de paradoja puede ser el siguiente que contó  una persona : Estando mis hijos pequeños, llamamos varias veces a la menor para que viniera a desayunar, y ella no hacía caso, entonces le dije a mi segundo hijo, vas a ver como  la voy a llamar y se va a presentar, entonces  dije, nena, no vengas para acá, y a los pocos segundos se apareció, esto le ocasionó gran sorpresa e hilaridad a mi hijo, y empezó a decir: No vengas para que vengas.

Otro ejemplo, es el de aquel maestro que comentó que un domingo en la mañana llegó una amiga para regalarle un horno de microondas, sorprendido  le preguntó a qué  se debía el regalo, su amiga contestó: es que necesito dinero para irme a tomar  un diplomado a la India, a lo que el maestro le respondió, si es así ¿por qué no lo vendes? Ella le dijo, siempre que das recibes. El maestro terminó la anécdota diciendo: para no desairar a mi amiga le recibí el horno y algún tiempo después supe que se encontraba en la India.

A la moneda mágica de la aportación y el servicio, se le llama así, porque cuando la haces de uso corriente te encontrarás con innumerables, agradables e inesperadas paradojas que darán a tu vida alegría y satisfacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *