La Aportación

LA APORTACIÓN

por Jorge Pinedo Rivera

El juego de la vida se llama aportar,
y esto constituye nuestra razón de ser.

 

Una analogía de lo que puede ser la aportación y su significado es la de una pieza de un rompecabezas,  su función  es la de complementar  aquello que le hace falta a las otras piezas que se encuentran a su alrededor, al mismo tiempo que esa es su esencia y su razón de ser.

Cuando en la construcción de un rompecabezas se ve que una pieza no encaja se le rechaza y se busca aquella que vaya en tal sitio.

En el rompecabezas del tejido familiar, social, laboral al cual pertenecemos como seres humanos sucede lo mismo que en cualquier otro rompecabezas que se arma por entretenimiento,  cuando  aportamos lo que necesitan las personas que nos rodean, nuestra existencia tendrá sentido, estaremos adecuadamente ubicados y nos sentiremos satisfechos con nosotros mismos, a la vez que para los que nos rodean tendrá sentido financiar nuestra permanencia.

La armonía, la satisfacción y el gozo se dan cuando todas las piezas se encuentran en su sitio, de otra manera se generan roces, desintegración, pérdida de sentido, ineficiencias y obsolescencia.

Sucede que el rompecabezas del tejido social en que nos encontramos es altamente dinámico y cambiante en muchas dimensiones, por lo cual siempre será necesario estar adecuando nuestra aportación a los nuevos requerimientos del entorno al cual tenemos que darle respuesta. Sin embargo el principio básico siempre prevalecerá, el de aportar a los demás lo que requieren ya que mientras se logre se estará ubicado, productivo y con el conocimiento de nuestra razón de existir.

Sobre tales principios se puede afirmar que el juego de la vida se llama aportar, y hacerlo constituye nuestra razón de ser.

Todos los beneficios de los cuales  gozamos se deben a muchas personas que con su trabajo, imaginación, dedicación, interés, construyeron algo que perduró y llegó hasta nosotros. La naturaleza espera que este proceso se repita, lo que se logra cuando entregamos algún beneficio para los que convivimos en estos momentos, como para a aquellos que vendrán después.

El espacio de nuestra aportación está esperando ser llenado así como las demás piezas de un rompecabezas esperan que en un momento se llene el espacio faltante, y cuando esto ocurre todo comienza a tener sentido, tanto para nosotros mismos como para el resto de la comunidad.

Tu  aportación está siendo esperada por tu comunidad,
no la detengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *